Foto: Jorge Huerta E.
Gilberto Domínguez López, maestro de danzas tradicionales en el totonacapan dice que hay que promover la vestimenta tradicional en las escuelas
Foto: Jorge Huerta E.

– Maestro danzante de Coahuitlán dice que en las escuelas deberían promover el uso del calzón blanco
POR JORGE HUERTA E./ informatePR
Coahuitlán, Ver.- Gilberto Domínguez López, oriundo del municipio de Coahuitlán, uno de los últimos municipios serranos del Totonacapan veracruzano, colindante con el estado de Puebla, dice que es incongruente que a los niños de educación básica se les pida que conserven el totonaco como lengua materna, pero les imponen el uso del uniforme escolar, en detrimento de la vestimenta tradicional.

El maestro Gil aduce que después que los niños entran a la escuela ya no quieren volver a usar las prendas que han utilizado sus padres y abuelos desde décadas atrás, pues la exigencia del uniforme los despoja de querer seguir con la tradición, que por cierto en esa zona se había resguardado, al ser uno de los municipios más alejados del estado de Veracruz, en la sierra madre oriental.
El municipio tiene dos centros poblacionales principales como es Progreso de Zaragoza y Coahuitlán, paradójicamente Progreso de Zaragoza es la cabecera municipal, ya que antes lo era Coahuitlán, sin embargo la inaccesibilidad para subir a esa zona (de Progreso de Zaragoza a Coahuitlán son alrededor de 6 kilómetros) y existe una diferencia de altitud considerable, pues la hoy cabecera municipal se encuentra a unos 180 msnm y la antigua sede se localiza a unos 660 msnm, sobre todo cuando eran caminos rurales, con horas de trayecto.
A pesar que el maestro totonaco, trata de conservar y rescatar la tradición de las danzas de Negritos y Quetzales enseñando a los niños, se ha tenido que enfrentar a distintos obstáculos para su cometido; en este momento solo cuenta con unas seis niñas y ocho niños prestos a aprender, aunque quisiera sumar más, pero no encuentra eco y solicita diversos apoyos para poder continuar con unas de las tradiciones de este rincón veracruzano.
Sobre la vestimenta asegura que sería muy bonito que los habitantes de ese lugar conservaran su forma de vestir. “Si yo me fuera a estudiar, por qué no andar de calzón blanco en la Ciudad de México, porque aunque sea Licenciado, aunque sea diputado, es bonito que te digan, ¿de dónde eres?, de Coahuitlán veracruzano.”, pero el maestro Gil fue más allá, al decir que en un futuro quisiera que se existiera un presidente con vestimenta indígena y penacho.
Con respecto a la danza, dice que el zapateado es parte fundamental en la danza, sin embargo los niños que usan tenis no se escuchan en la ejecución, por eso les invita a que usen el zapato que se utiliza para la danza, es decir, que tanto el pantalón (la mayoría de mezclilla) y los tenis han venido a sustituir el vestido y calzado de los niños y por consiguiente la repercusión para la integración de los grupos de danzantes.
Por eso dice que ha expuesto la situación ante los profesores de preescolar, para que los infantes retomen la vestimenta tradicional, y ejemplificó a las niñas de este lugar, quienes en su mayoría lucen en su vida cotidiana su traje de colores encendidos, como el naranja, verde o azul, muy particular en este municipio, pues la ropa que utilizan en otros municipios vecinos como Mecatlán y Filomeno Mata, son distintos a los de Coahuitlán. (14/marzo/2021)