Foto: Jorge Huerta E.
Pozo Petrolero "La Pez 1", perforado en Ébano, San Luis Potosí
Foto: Jorge Huerta E.

– Ébano, San Luis Potosí el precursor de la explotación de hidrocarburos
POR JORGE HUERTA E./ informatePR 
A cada paso que daba se hundían los zapatos en el suelo, aunque la zona era una antigua laguna, ahora convertida en pantano, no era el fango, sino una sustancia viscosa y oscura la que se quedaba pegada a las suelas como un chicle; era chapopote, el llamado oro negro, alrededor del pozo que fue perforado hace más de cien años en la zona limítrofe de los estados de Veracruz y San Luis Potosí, en el corazón de la huasteca, “La pez 1”.

Dentro del lecho de laguna “Marland”, de unas 7 mil hectáreas aproximadamente, asentada sobre un cuello volcánico, se encuentra el cerro de la pez, lugar que fue recomendado por Ezequiel Ordoñez, uno de los geólogos más reconocidos de México, a la petrolera estadounidense Huasteca Petroleum Company para que fuera perforado, a principios del siglo XX, ya que en el sitio se encontraban grandes chapopoteras naturales, de las que brotaba el hidrocarburo.
Antes de llegar al lugar en la última recta del camino que parecía interminable, la polvareda era inevitable, pues el asfalto de antaño dejó su huella en las orillas dando lugar a la terracería; ya para entonces habíamos sumado unas cuatro horas desde que salimos de la ciudad de Poza Rica, hacia Ébano, SLP. En el sitio, a modo de remembranza, se encuentra el monumento con la efigie de Lázaro Cárdenas del Río, presidente que nacionalizó el petróleo, el 18 de marzo de 1938.
“La Pez 1”, es considerado el primer pozo comercial de México, solamente estuvo activo 26 años, pues del 3 de abril de 1904 al 18 de enero de 1925 se explotó para dar pie al municipio de Ébano. Catorce años antes, en 1890, se inauguró la ruta ferroviaria de San Luis Potosí al puerto de Tampico, quedando como una de las paradas a la zona de los veneros y pozos petroleros, una estación en la que había un árbol de ébano, de ahí su nombre.
CHAPOPOTERASchapopoteras pez 01
Ezequiel Ordoñez, destacado geólogo mexicano de la época había sido expulsado injustamente de la organización de geólogos porque no entregó un informe (debido a un incidente del tren), donde debía notificar la actividad de las recién llegadas compañías extranjeras al país, en la búsqueda del oro negro; al encontrarse sin trabajo, tuvo un ofrecimiento de los ingleses, a los que les aseguró que cerca del cerro de la pez, al perforar, se encontraría el tan ansiado petróleo, y así fue, como inició, la historia del petróleo en suelo mexicano.
Hoy, más de cien años después, alrededor del Cerro de la Pez se encuentra una capa de chapopote que ha fluido de manera natural; el prominente montículo se encuentra dentro del lecho de la laguna y a pesar de que la capa de hidrocarburo impide el crecimiento de la vegetación, la vasta área es un importante ecosistema para especies acuáticas, aves marinas y predadores naturales. La laguna Marland es compartida por los municipios de Ébano, y Pánuco, y forma parte de un complejo de cuerpos de agua cercanos a la costa de Veracruz y Tamaulipas, donde desembocan los ríos Pánuco y Tamesí.
DE ÉBANO PARA EL MUNDOebano 02
Según las crónicas de la época de ahí salió el asfalto que urbanizaría a las principales ciudades de México como Guadalajara, Monterrey, Puebla y Morelia, entre otras, pero también para algunas ciudades de Estados Unidos como los San Francisco, a través de los trabajos de la Mexican Petroleum Company que contaba con una producción de 1500 barriles diarios.
Más tarde serían explotados otros campos como Cerro Azul, Potrero del Llano y Poza Rica, de la llamada Faja de oro, rica en producción de hidrocarburo y sus derivados para dar paso a las ciudades de Cerro Azul, Naranjos y Poza Rica como centros poblacionales dependientes de la industria petrolera.
CONTEXTO NACIONALDoheneyCuadrilla1902
Con Porfirio Díaz en el poder ejecutivo, las concesiones de los ferrocarriles fueron cedidas a norteamericanos e ingleses, la ruta de San Luis Potosí al puerto de Tampico facilitó la exploración para ubicar los primeros pozos petroleros. Durante el porfiriato el país tuvo un crecimiento económico basado en inversión extranjera. En 1909 se nacionalizó el sistema ferroviario de México que se volvió a privatizar en 1991 con Carlos Salinas de Gortari, periodo en el que se privatizaron muchas de las empresas paraestatales en nuestro país.
Luego de los abusos de las compañías petroleras, sobre todo a los trabajadores, en suelo mexicano, el “tata” Cárdenas, promulgó la expropiación petrolera en 1938 y aunque esa pujante industria se ha pretendido privatizar en las últimas décadas, Petróleos Mexicanos aún continúa bajo el control estatal.
POZO TAPONADOpez 04
Apenas el mes pasado, se cumplieron 96 años, que el pozo “La Pez 1” cesó su actividad, por lo que fue taponado y hoy solo es un monumento que alimenta el orgullo nacional, por ser el primer pozo comercial en nuestro país, y que le dio gran renombre entre los productores mundiales, pero además la actividad petrolera ha sido el sostén económico México. Antes de la comercialización, el producto que emanaba de la tierra, solo se ocupaba para impermeabilizar las embarcaciones en la época colonial o como antorcha, previamente a la electrificación de los hogares.
LAGUNA CHICApez 05
Laguna chica es la comunidad donde hay unas pocas casas, muchas de ellas en malas condiciones para habitar, se encuentran en el acceso del camino hacia el pozo “La Pez 1”, ahí existen unas pocas viviendas y algunas cantinas donde se ofrecen platillos de la región, mariscos y cervezas; hay un espacio abandonado de la Secretaría de Salud; aunque solo existe un monumento donde se ubica el primer pozo productor, existen yacimientos que aún son explotados en la zona por compañías privadas
FRACKING
En la laguna chica prevalecen hoy en día conflictos por la tierra, como hace cien años, aunque antes las empresas extranjeras sembraron el terror para apropiarse u obligar a los propietarios vender sus parcelas para la explotación petrolera, ahora, estos problemas con las compañías que quieren extraer el hidrocarburo se han transformado en la explotación con las nuevas técnicas como el fracking (que es una tecnica de fracturar las rocas), que ha provocado que los mantos acuíferos se contaminen.
Otro de los problemas que enfrentan los habitantes de esos lugares es la sequía que ha causado estragos en el entorno, pues hace tres años la laguna se había convertido en un lugar desolado, con grietas en el suelo, con mortandad de peces y otras especies animales y vegetales. Durante el último temporal ha vuelto el color verde a la laguna, y aunque no en su totalidad, es un aliciente por el momento.
ABANDONOebano 01
La vida en Ébano ya no depende económicamente de la industria petrolera, aun así, esta actividad ha dejado huella; las viviendas tipo americano de madera llamadas camillas, que se construyeron unas calles cerca de la carretera federal, se encuentran abandonadas, otras fueron demolidas para construir casas nuevas, pero lo que vendría a ser el interior del campo de PEMEX, aún se conservan vestigios de los edificios y viviendas construidas por ladrillos traídos del extranjero y la casa museo que acusa una reciente remodelación.
El cerro de la colonia representativa en Ébano es un mirador natural, en lo alto se localizan unos tanques de almacenamiento de unos tres pisos de altura, donde los jóvenes salen a convivir por las tardes o a hacer ejercicio por la subida pronunciada de sus calles. Ébano no es más ya el centro de la actividad petrolera que germinó a inicios del siglo XX, la riqueza del oro negro se fue a otros lugares de la república mexicana, a lo largo del golfo de México y en la sonda de Campeche, pero el hecho es que ahí inició la ruta el petróleo, y el nombramiento de la cuna de la industria petrolera, no se la quita nadie.